Los pendientes, posiblemente sean uno de los complementos que más se utilicen en nuestro día a día. Es rara la persona que no lleve pendientes, ya que es muy común que desde pequeñas, una de las primeras cosas que nos ponen después de los pañales, sean los pendientes.

Y cuando te vas haciendo más mayor, vas cambiando esos pendientes y experimentando, te haces algún agujero más en la oreja (¡qué bien!, ¡ya eres mayor para ese piercing!).

Conforme pasa el tiempo y las tendencias surgen, acabas enamorándote de tendencias como la de Cureated Ear (que ya te hemos hablado de ella en otras ocasiones) y teniendo un montón de agujeros en la oreja que necesitan ser decorados con diferentes pendientes.

Entre tanta vorágine de pendientes seguro que te has dado cuenta de que cada tipo de pendiente lleva un cierre que se adapta de mejor o peor manera a tu oreja y a los agujeros de la oreja. Pero ¿sabes que es el cierre africano? ¿Y el omega? Tranquilo, aquí estamos para descubrirte los tipos de cierre que existen y cuáles son los pendientes que en nuestra tienda online lo llevan.

Cierre mariposa o cierre a presión

El cierre de rosca o de mariposa es el más común. Este tipo de cierres es el que más se utiliza en joyería y lo tienen la mayoría de los pendientes. ¿Y por qué el cierre mariposa es el más común? Pues porque es el que mejor se adapta a nuestro lóbulo. Gracias a su forma con un ligero surco. Es muy cómodo de utilizar y fácil de ajustar gracias a la presión que se ejerce al cerrar. 

Principalmente lo encontrarás en pendientes mini o pendientes pequeños a los que debido al cierre comúnmente se les llama pendiente de presión.

Cierre de tuerca, rosca o tornillo

El cierre de tuerca, rosca o tornillo es uno de los más seguros y cómodos que existen. Normalmente, se utiliza para bebés o piercings recién hechos, ya que no se clava ni roza la piel. Esto es gracias a su forma que consta de un cierre que se une al espigo con una rosca y con forma redondeada.

Cierre omega

Es un cierre de toda la vida. Tiene un cierre de espigo que atraviesa el lóbulo de la oreja, lo acompaña una barra en forma de omega. De ahí le viene el nombre de omega por su apariencia a la letra omega del alfabeto griego al cerrarse el pendiente sobre el lóbulo. Este tipo de cierre también es utilizado en pendientes de gran volumen y peso, ya que su diseño permite soportar más el peso del pendiente que otros tipos de cierre. 

Comúnmente es utilizado en pendientes más señoriales.

Cierre catalán o de ballesta

La mezcla perfecta de cierre a presión y cierre de gancho. El cierre está compuesto por un hueco en una de las partes y por la otra un gancho que se introduce mediante presión. Es un cierre muy seguro que es muy complicado que lo puedas perder. 

Diríamos que es de los cierres más comunes en nuestros pendientes porque tiene diversas variaciones en su diseño pero con la misma base.

Cierre de clip o de pellizco

El cierre para personas que no tienen agujero, ya que no posee perno. Su cierre cómo bien dice su nombre es de clip se sujeta a la oreja por el lóbulo haciendo presión. Su único problema es que tiene más posibilidad de perderse. 

Actualmente no es tan común porque es menos habitual no tener agujeros.

Cierre de gancho o cierre hippie

Este tipo de enganche tiene forma de gancho curvado, es fácil y rápido de poner.  Puede encontrarse abierto o cerrado.

Cierre romano

Es la versión del cierre de gancho hippie con cierre. Este gancho cerrado proporciona más seguridad y  evita que el pendiente se pierda. 

Cierre africano

Utilizado en los pendientes de aro, este cierre está formado por una barra fina que encaja con la otra parte del pendiente, formando así el aro. Es una forma muy segura de cierre ya que al estar encajado un extremo con otro es complicado que se pierda.

Un truco si te cuesta ponerlos es hacerlo de atrás hacia delante.

Cierre de barra para pendientes trepadores

Es el cierre más actual, puesto que es el tipo de cierre que llevan los pendientes trepadores. Este cierre de barra recorre el lóbulo siguiendo la forma del pendiente y la forma del lóbulo de la oreja, esto proporciona una muy buena sujeción de los pendientes que se mantienen en su posición correcta.

Como has podido descubrir existen una gran variedad de cierres. En todos nuestras joyas tenemos una descripción en el lateral muy detallada donde podrás ver las características del pendiente y ver qué tipo de cierre tiene.

Suscríbete y entérate de todas nuestras novedades