A la hora de ir a comprar un anillo online, siempre nos  encontramos ante la tesitura de saber que talla es la nuestra, porque, que un anillo te quede grande o pequeño, es un problema que no se puede pasar por alto. Si te queda grande, puedes perderlo con facilidad y si te queda pequeño, puedes tener un problema al ir a sacártelo del dedo. (A quien no le ha pasado que se ha puesto el anillo de alguien y ha sufrido horrores al ver que no ha podido sacárselo).

Si tu idea es comprar un anillo en tienda, es muy fácil saber tu talla de anillo. El problema viene cuando vez un anillo en Internet y te enamoras locamente de él, entonces ¿qué podemos hacer en esos casos en los que no puedes probarte el anillo? Ante tal quebradero de cabeza, no te preocupes. Sólo te hará falta una regla de medir que contenga la medición en milímetros, ¡Y LISTO!

1. Coge una regla plana y rígida (seguro que en casa hay alguna con la que en otras épocas dibujabas,…). Asegúrate que tiene la medición en milímetros.

2. Localiza ese anillo que luce perfecto en tu dedo y sitúalo sobre la regla. El inicio interior-izquierdo debe estar en la línea ‘0’.

3. Lo importante es medir el interior de un extremo al otro. A esta distancia se la llama diámetro y es lo que va a definir tu talla de anillo¡Cuidado! No incluyas los milímetros del grosor de tu anillo, si no la talla será mayor y te quedará holgado (es aquí donde muchas comenten errores).

4. Cuenta los milímetros.

5. Con tus milímetros sabrás la talla Europea. Por ejemplo, el anillo anterior mide 16,5 milímetros y en nuestro tallaje se corresponde con una talla 12.

¿Cómo saber mi talla de anillo en Estados Unidos?

Al igual que ocurre con las tallas de ropa que en cada sitio es diferente, lo mismo ocurre con el tallaje de los anillos. Podemos encontrarnos  dependiendo de la marca con dos clases de tallaje, los de España y los de Estados Unidos.

En España las tallas de los anillos son entre el número 8 y 30, mientras que en  Estados Unidos son entre 3 y 13. Podemos encontrarnos con casos especiales como en  los anillos midi, en el que la talla puede llegar hasta el número 4.

Con nuestra tabla de equivalencia de tallas para anillos podrás conocer a qué talla estadounidense corresponde la medida de tu anillo. Estas tallas son válidas tanto para mujer como para hombre.

Por ejemplo, un anillo que mide 16,5 milímetros en nuestro tallaje se corresponde con una talla 12 estadounidense. Las tallas de anillos europea (donde se ubica el tallaje de anillos de España) y el tallaje estadounidense son las métricas más utilizadas. Sin embargo, también existe un tallaje concreto para Reino Unido basado en letras ordenadas alfabéticamente, donde la letra F es el tallaje menor y la Z el mayor. Además, también añaden medidas fraccionadas, pudiendo encontrar un anillo de la talla G 1/2.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir la talla de anillo?

Algo que hay que tener muy en cuenta, y que se nos olvidaba muchas veces es que, los cambios de temperatura bruscos pueden hacer variar ligeramente nuestro tallaje. Como todas sabemos, cuando es invierno te sonará esto de ‘los anillos se me caen’. ¿A qué sí? Pues al igual que en invierno se te pueden caer los anillos, en verano tus dedos pueden estar más hinchados de lo normal. Por lo que si adquieres un anillo en la temporada más estival, debe quedarte un poquito ajustado y así en invierno no lo perderás.

 

También tienes que tener en cuenta que no todos los dedos de nuestra mano son iguales, por lo que el anillo puede variar al adaptarse de una mano a otra.

¿Se puede agrandar un anillo?

Por si no lo sabías es posible agrandar la talla de tu anillo, aunque no suele ser una práctica tan común como acortarlo, pero dependiendo del material del anillo y de su diseño, estos pueden agrandarse. Es el caso de los anillos de oro y anillos de plata, cuya composición en joyería está estandarizada. Para ello, te recomendamos que bien contactes con el fabricante de la marca del anillo, o bien acudas a tu joyero de confianza.

Después de leer este post ya estás preparado para convertirte en toda una ‘Señora de los anillos’ ‘Señor’, porque a ellos también les será muy útil toda esta información. Ahora ya sabrás escoger tu talla. ¡Recuerda! El TRUCO está en saber los milímetros exactos de ese anillo que te ha conquistado.

OK.